Envíos GRATIS desde $50

Naturex

Como fortalecer las defensas de tus hijos

Como fortalecer las defensas de tus hijos

Las defensas de los niños se van desarrollando durante sus primeros años de vida mientras son expuestos a distintos factores y su cuerpo aprende a defenderse.

  • Diego Vega

Las defensas de los niños se van desarrollando durante sus primeros años de vida mientras son expuestos a distintos factores y su cuerpo aprende a defenderse.

Sin embargo, una mala alimentación y la falta de hábitos de higiene pueden evitar que sus defensas se desarrollen correctamente.

Buena alimentación

Una alimentación balanceada es clave para tener una buena salud en general. En el caso de los niños es importante que su dieta sea rica en alimentos que contengan vitaminas A, C, D, Omega 3, complejo B y zinc.

Una gran fuente de Omega 3, zinc y vitamina D son los pescados azules como el salmón y las anchoas. Incluye granos como: lentejas, arvejas y frijoles, que aportan nutrientes y mejoran su digestión. Acompaña siempre con frutas y verduras, mientras más colorido sea el plato mayor será el aporte de nutrientes.

Si tu pequeño todavía es un poco reacio a probar ciertos alimentos, puedes complementar su dieta dándole una deliciosa gelatina masticable al día de Omega School. Su fórmula a base de Omega 3 (EPA + DHA) y vitaminas A, B6, B9, B12 y D3 contribuye al desarrollo del cerebro, corazón, ojos y las defensas de tus hijos.

 

Cuidar la higiene personal:

Enséñales a lavarse las manos antes de comer, después de jugar y después de ir al baño. Fomentar estos buenos hábitos ayuda a prevenir el contagio de enfermedades.

 

No abuses de los antibióticos:

Estos fármacos, aunque se suelen utilizar para curar ciertas enfermedades, también tienden a afectar la flora bacteriana del intestino, donde se aloja parte del sistema inmune. Por eso es importante que se recurra a estos medicamentos solo cuando es estrictamente necesario.

 

Evita sobreprotegerlos:

Los niños necesitan estar expuestos a gérmenes y bacterias para que su sistema inmune desarrolle anticuerpos. Permíteles estar en contacto con animales, plantas, tierra y otros elementos que pueden no parecer muy limpios, pero que al final los harán más fuertes.

 

Ten en cuenta que es normal que durante sus primeros años se enfermen más y mientras van creciendo y desarrollando defensas la frecuencia de ciertas enfermedades, como resfriados, baje. Sigue estos consejos y ayúdalos a crecer fuertes y saludables.


Loading...