.max-100 { max-width: 100%; } .max-30 { max-width: 30px; } .action-imagen { height: 25px; } .header-height { height:60px; } @media (min-width: 768px) { .header-height { height:90px; } } .header-container { background-color: #ffffff; } .children-menu { background-color:#ffffff } .transparent:hover { background-color: #ffffff; } .transparent:hover .children-menu { background-color:#ffffff } .header-menu { font-size: 18px } .btn-mv { color: #ffffff !important; background-color: #555555 !important; border-color: #555555 !important; font-size: 12px !important; } .btn-mv:hover { color: #ffffff !important; background-color: #555555 !important; border-color: #555555 !important; }

Envíos GRATIS desde $50

Naturex

Síntomas de enfermedad cardiovascular y como prevenirla

Síntomas de enfermedad cardiovascular y como prevenirla

¿Qué tan fácil es darse cuenta de que tenemos una enfermedad cardiovascular? No todos los fallos cardiovasculares vienen con señales claras de advertencia.

  • Diego Vega

¿Qué tan fácil es darse cuenta de que tenemos una enfermedad cardiovascular?

No todos los fallos cardiovasculares vienen con señales claras de advertencia. Además, solemos relacionar a nuestro sistema cardiovascular únicamente con el corazón, cuando en realidad comprende todo el sistema de circulación de sangre de nuestro cuerpo, desde el cerebro hasta los pies, por lo que podríamos tener síntomas en algunas partes de nuestro cuerpo. Te contamos cuáles son los síntomas comunes y no tan comunes para que estés alerta.

 

Dolor de pecho

Es el signo clásico de un ataque cardíaco y generalmente se describe como un dolor acompañado de pesadez y presión en el pecho, como si se tuviera una banda apretada alrededor. Si este dolor aparece y desaparece, no te confíes. Puede ser la alerta temprana de un ataque cardíaco.

 

Sentir náuseas, mareo y asfixia

Obviamente, no todos los episodios de náuseas equivalen a un ataque cardíaco, pero si las sientes junto con malestar general del cuerpo y falta de aire, aún cuando estás sentado sin hacer nada y tienes o has tenido dolor de pecho o cabeza, podría tratarse de un ataque al corazón o al cerebro.

 

Dolor de estómago

Muchas personas que han llegado a emergencias por un ataque cardíaco han sentido acidez e indigestión en el estómago unos meses, días u horas antes. No te alarmes, si sientes esto debido a un diagnóstico previo relacionado con tu sistema digestivo, no tendrá nada que ver, pero si no es así, es mejor no ignorar las señales.

 

Sudoración

Al hacer alguna actividad física o en un día caluroso, sudar es lo más normal. Pero si te ocurre cuando estás inactivo y viene acompañado de mareos o dolor en tu abdomen, pecho o cabeza, podría tratarse de una alerta de tu sistema cardiovascular.

 

Dolor de piernas

Suele presentarse como calambres en las pantorrillas y es más común en fumadores y personas con diabetes, debido a fallas en la circulación de sangre hacia las extremidades.

 

Dolor de brazos, cuello y mandíbula

Lo más usual en un ataque cardíaco es que duela el brazo izquierdo, pero puede ocurrir también en el derecho, en el cuello y la mandíbula.

 

Fatiga extrema

Sentirse cansado todo el tiempo puede ser un síntoma de insuficiencia cardíaca, aunque también de otras afecciones. Sin embargo, es correcto tomarlo en cuenta.

 

Confusión y dificultad para hablar

Suele ocurrir cuando la obstrucción de un vaso sanguíneo ocurre en el cerebro y se presenta acompañado de debilidad, parálisis o entumecimiento de la cara, los brazos o las piernas, especialmente en un lado del cuerpo.

En caso de sentir los síntomas que te mencionamos, debes acudir al médico de inmediato, ya que claramente tu cuerpo te está dando señales de que algo le ocurre. Por prevención o por cuidar de ti si te diagnosticaron, te dejamos estas recomendaciones.

• Haz ejercicio regularmente.
• No fumes ni tomes alcohol.
• Controla el estrés.
• Duerme lo suficiente.
• Mide tu presión arterial, con chequeos continuos o medidores de presión en casa.

 

 

Lo importante es que mantengas tus niveles de colesterol y triglicéridos bajo control y que protejas tu cerebro, corazón y sistema circulatorio. Para esto, nada como el DHA y EPA, ácidos grasos presentes en VITALAND Ultra Omega 3. Dale a tu cuerpo la dosis diaria que necesita para mantenerse saludable con una deliciosa gelatina masticable al día.


.footer-titles { font-size:1em !important; } .footer-links { color:#ffffff !important; font-size:1em !important; } @media(min-width: 768px) { .footer-titles { font-size:1em !important; } .footer-links { color:#ffffff !important; } }
Loading...